martes, 11 de agosto de 2009

Corona de Aragón, y no Catalano-aragonesa

CORONA DE ARAGÓN Y EL ARCHIVO


EN LA HISTORIOGRAFIA CATALANA SE HA EXTENDIDO LA DENOMINACIÓN DE CONFEDERACIÓN O CORONA CATALANO-ARAGONESA, UNA DENOMINACIÓN NO PRESENTE HISTÓRICAMENTE. 

Ahora resulta que existió un imperio catalán que hasta hace cuatro días pasó inexplicablemente inadvertido a los historiadores.

Corona de Aragón: fue el conjunto de reinos, ducados, marquesados, condados y señoríos que permanecerán unidos dinásticamente en la figura del rey aragonés que, desde 1162, lo será también de la casa condal barcelonesa. Su existencia institucional durará, tras distintas vicisitudes, hasta comienzos del s. XVIII, aunque el cénit lo alcanzará en las centurias bajomedievales. 

Aragon, Catalonia, the Balearic Islands and Valencia were part of the same state-kingdom under the Crown of Aragon before the Spanish unification.

El rey Ramiro II de Aragón (1134-1137), quedaba como rey, dueño y padre en el reino y en el condado de Barcelona de Ramón Berenguer IV entregandole a este a su hija en matrimonio y aportando integramente el reino (pero no la dignidad real), pasando Berenguer a ser súbdito y vasallo del primero. Pero el Conde, además, aceptaba al monarca aragonés no sólo como a suegro, sino como a padre y, en consecuencia, se incorporaba a un linaje superior, pero renunciando al suyo, no titulándose más que princeps junto a su esposa regina, sin recibir nunca el título de rey pero sí con capacidad de ejercer la potestas regia, se hizo cargo del gobierno a la espera de que Petronila (titular vitalicia de los derechos) alcanzase la edad para consumarse el matrimonio. El hijo de ambos, bautizado con el nombre dinástico aragonés de Alfonso II (1162-1196), tutelado por su madre, se convierte en el primer rey de Aragón y conde de Barcelona.



Por conquistas de nuevos territorios, incluiría: los reinos de Mallorca y Valencia (Jaime I, 1213-1276). Sicilia (Pedro III, 1276-1285). Rosellón y Cerdeña (Jaime II, 1291-1327). Nápoles (Alfonso V, 1416-1458) asi como el efímero ducado de Atenas y Neopatria (Pedro IV, 1336-1387). 


Existió una corona aragonesa que constituyó el imperio más extenso del Occidente medieval, donde, bajo su nombre y sus barras, Aragón, Cataluña y Valencia compartieron aventuras, comercio, guerras e historia, enriquecieron sangres y lenguas con el latín, el catalán y el castellano, cartografiaron el mundo, construyeron naves, pasearon mercenarios almogávares y dominaron territorios que luego aportaron a lo que ahora llamamos España, con la manifestación de los fueros y libertades propios en aquella fórmula tremenda, maravillosa y solemne: el «si non, non» heredado de los antiguos godos, mediante el cual los nobles aragoneses -«que somos tanto como vos, y juntos más que vos»-, acataban la autoridad del rey de tú a tú, reconociéndolo sólo como «el principal entre los iguales». Semejante juramento pertenece a los antiguos Fueros de Sobrarbe, de los que hoy podemos leer un fragmento en el monumento al Justicia de Aragón ubicado en la plaza de Aragón, en Zaragoza.

Quienes están enterrados en el Monasterio catalán de Poblet, le pese a quien le pese, son los Reyes de la Corona de Aragón.


ARCHIVO CORONA DE ARAGÓN

Cataluña alberga el Archivo de la Corona de Aragón donde se ponen grandes pegas a los investigadores aragoneses para cualquier consulta. 

Pocos archivos tienen una importancia y un valor tan destacado como el que constituyó el Reino de Aragón y sus comunidades aliadas durante la Edad Media.

El Archivo de la Corona de Aragón es un complejo fondo documental que recoge todas las anotaciones y textos de la unidad política que durante la Edad Media se organizó y llegó a ser una de las potencias más importantes del mundo, origen de los estados modernos hasta que la dinastía borbónica arrasó y borró de un plumazo la idiosincrasia política y jurídica de la Corona de Aragón en 1714.

Está considerado el archivo medieval más importante del mundo junto al del vaticano y el de Indias. 

Intentos catalanes de apropiarse el archivo: 
El recurso contra el Estatut continúa adelante pese a la creación del ente.

4-11-2006. La constitución del Archivo de la Corona de Aragón no supondrá la retirada del recurso de inconstitucionalidad contra el Estatuto de Cataluña presentado por el Gobierno de Aragón, Baleares y Valencia por entender que éste pretende apropiarse de parte de los fondos comunes del Archivo.

El recurso presentado ante el Tribunal Constitucional continuará su trámite y no será retirado, ya que son cuestiones distintas. Una es la constitución necesaria del Patronato y otra distinta es la atribución que se arrogue una ley orgánica como la del Estatut y que pueda vulnerar preceptos recogidos por la Constitución y el Estatuto aragonés.

La Generalitat pone trabas ahora al Patronato del Archivo de la Corona.

8-2-2007. El departamento de Cultura de la Generalitat de Cataluña dice que no habrá reuniones hasta que no tengan los documentos que se atribuyen. El Gobierno catalán olvida que es el ministerio quien convoca este órgano recién constituido. El resto de los miembros del patronato son partidarios de dejar al margen estos estudios técnicos y convocar la reunión.

El constitucional deja gestionar el archivo de la Corona de Aragón a Cataluña.

La integración del Archivo de la Corona de Aragón en el Sistema de Archivos de Cataluña, un precepto del Estatut con un recurso de inconstitucionalidad presentado por los otros tres gobiernos autonómicos que integran el patronato que lo gestiona, (Aragón, Valencia, Baleares), continúa vigente.

Este pleito, como el del conflicto de competencias por la recompra de los bienes de Sijena, es uno de los aplazados hasta que el Constitucional resuelva los recursos contra el Estatut.

Perjuicios irreparables o de difícil reparación que se producirán en la gestión, administración y protección de los mencionados archivos o sus documentos, por la vigencia de los preceptos legales impugnados durante el tiempo que dura el proceso.

11/02/2009

El ministro de Cultura explicó ayer que si no convocó al Patronato del Archivo de la Corona de Aragón el año pasado es, entre otras cosas, porque espera una sentencia sobre el Estatut, que defiende la titularidad catalana de una parte del archivo.

Si el Ejecutivo no ha reunido al Patronato es porque se ha plegado a los intereses catalanes sobre unos "presuntos fondos propios" del Archivo Real.

Se trata de documentos que eran "privativos" del Rey y que no eran posesión de ningún territorio.

Por suerte no todos los archivos han caído en manos de quien yo me sé, (tiemblo al pensar qué será de ellos), y aún quedan documentos donde comprobar lo evidente.

ARTURO PÉREZ-REVERTE. 25-6-2000.

El Parlamento Catalán solicitó al Gobierno Central, en mayo de 1996, la gestión exclusiva por parte de la Generalitat.
Ibercaja comenzó en 1996 el traslado a microfilms y a soportes informáticos del Archivo de la Corona de Aragón, con la intención de crear un centro documental en Zaragoza; para ello cuenta con la colaboración de la Universidad de Zaragoza y de la Institución Fernando el Católico.

2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Comenta si quieres... prometo leerlo ;)